La Bibi Gallery y su exitoso paso por UVNT’ 22

GUILLERMO GARC…26-02-2022

En el imprescindible recorrido de Arte por Excelencias, media partners de UVNT, por una de las ferias que exhibe piezas más transgresoras en esta semana dedicada en Madrid al arte contemporáneo, tropezamos con La Bibi Gallery y sus proyectos para la ocasión. Marc Bibiloni, director y fundador del espacio cultural ubicado en Palma de Mallorca, accede amablemente al intercambio. Aquí el resultado…

Marc, ¿qué expectativas tenéis para esta edición de UVNT’ 22?

Sobre todo, queríamos presentar un stand que hablara sobre el futuro. Creo que el arte contemporáneo al final tiene que enviar un mensaje de valor para todo el que aprecia el arte y el que quiere vivir un poquito de sus mensajes. En este stand estamos presentando tres artistas: Aljoscha, artista alemán medio ucraniano; Ela Fidalgo, artista de Palma de Mallorca y Michael Staniak de Melbourne, Australia.

Cuéntame de los artistas y de lo que traen a la cita

Aljoscha es de la filosofía del bioismo: cree que en el futuro todo lo que vamos a utilizar -una mesa, una silla, las casas- va a acabar siendo orgánico, vivo. A partir de esa filosofía y a través de su arte lo que quiere es mostrar como él cree ese futuro, cómo va a aparecer ante nosotros. El objetivo de estos cuadros es crear esos nuevos horizontes que no buscan parecerse a nada de lo que ya existe sino siempre en relación con ese futuro. Él emplea una frase que es muy representativa: “En la música hay compositores e intérpretes”, es decir, artistas que son capaces de componer y otros que sólo pueden interpretar. Él se cataloga como uno de los primeros, de los que componen nuevas realidades a través de su arte.

Una propuesta bastante futurista…

Sí, justo en el último septiembre, se realizó la exposición de Aljoscha en Madrid con sus grandes instalaciones. Ha hecho este tipo de propuestas desde la Catedral de Nueva York hasta aquí en España en el Palacio de Santoña y siempre con este look biofuturista que es súper rompedor.

También presentamos a Michael Staniak que está agrupado dentro del movimiento del post internet. A través de su obra lo que quiere es que pensemos cómo las nuevas tecnologías e internet ha cambiado para siempre nuestra forma de percibir las cosas. Cuando se ve la obra en persona se tiende a pensar que son completamente planas o que se han creado con ordenador, y cuando te acercas, descubres que tiene una textura, que está pintado a mano, que está trabajado con los medios completamente tradicionales.

Por el contrario, cuando ves su obra a través del ordenador es cuando más se puede sentir su materialidad. Ahí se ven perfectamente las texturas y se constata que está hecho a mano. Su práctica desarrolla el mensaje de que en persona tendemos a pensar que es una creación digital, pero a través de un dispositivo digital vemos que no. Así es como nos demuestra que estas nuevas tecnologías han cambiado nuestra forma de ver las cosas. Eso es en el caso de la pintura.

En la escultura que presentamos lo que él hace son escáneres de paredes de cuevas, que fue el primer medio de comunicación del ser humano. Las escanea, las funde en bronce -que es un material muy tradicional- y luego las pinta con spray y acrílicos. Hace un viaje de ida y vuelta entre un mundo digital y un mundo real y demuestra cómo estos dos están en constante lucha en la realidad en la que vivimos ahora.

Vemos aquí otra propuesta también bastante colorida…

Sí, es de Michael Staniak también. En la feria hemos visto que es una pieza que atrae muchísimo la atención: todo el mundo quiere acercarse, descubrir la textura. Estas piezas las crea con masa y fibras, es un material que seca muy rápido y tiene que trabajar la textura de forma muy rápida, luego los pinta con acrílico y spray. Tiende a parecer que son fluorescentes por la luz, pero, todo lo contrario, todas las luces y todas las sombras están pintadas a mano. La luz simplemente hace que sobresalgan esos colores, pero la realidad es la que él ha querido que veamos a través de la pintura, no es algo prefabricado. Todo el mundo tiene que descubrir que está hecho de forma tradicional, pero todos tendemos a pensar que está hecho a través del ordenador.

Hay que pararse a mirar para descubrir realmente cómo es la obra… Además vemos una obra de crítica a las redes sociales, ¿puede ser? 

Sí, esta es de Ela Fidalgo, una artista de Palma de Mallorca. Justo aquí le dieron el Premio de la Fundación Nadine. La serie se llama Contemporary Narcisos. Lo que quiere hacer es una conexión con la historia de Narciso, que en la mitología se ahogó en su propio reflejo, con la manera en la que hoy todo el mundo se está ahogando en su propio reflejo: en las pantallas de nuestros móviles, en las cámaras, ordenadores, televisión.

Hay una parte muy interesante de su obra también que es la materialidad. Todas las piezas están creadas con tejidos. Utiliza los bordados para generar todas las líneas y luego emplea el patchwork para crear las texturas de las caras. En el patchwork todos los materiales vienen de excedentes textiles de diferentes empresas alrededor del mundo que colaboran con la artista. A través de la materialidad quiere hacer una crítica -ella viene del mundo de la moda-, a cómo hoy en día los excesos textiles constantes de los monstruos en el mundo de la moda están creando un problema medio ambiental.  Además, hicimos un sistema para que la obra se pudiera ver por detrás, porque ahí se observa como todo realmente está bordado, no hay ninguna línea dibujada y todo es a través de hilo y trabajo manual.

Realmente lo de detrás no es una obra sino una explicación del proceso de cómo realiza la obra…

Hemos visto en la feria que la gente tiene un gran interés por ver las entrañas del cuadro y se empieza a apreciar la parte de atrás como una obra propiamente. Ella en el futuro quiere comenzar a trabajar las partes traseras también.

Y algo que también es muy curioso de Ela Fidalgo: en los marcos se ven una serie de nombres. Ella como está trabajando ahora la idea del narcisista contemporáneo, quería que su obra fuera todo lo contrario, un punto de conexión en persona, que gente de diferentes sitios fuera a trabajar a su estudio. Entonces empezó a colaborar con centros de integración social, con universidades, con estudiantes de la escuela de moda que van a su estudio. Se unen unas 15-20 personas que vienen de lugares súper diferentes para trabajar juntos la obra. Así consigue también que este grupo de gente interactúe de forma física y trabajen con las manos. Así creo que el concepto de la obra de los narcisistas contemporáneos se cierra completamente y aquí están todos los nombres de la gente pues que participó en la creación de sus obras.

Pues muchísimas gracias Marc por contarnos sobre el proyecto…      

Fuente: https://www.arteporexcelencias.com

Desnudos frente a la tecnología
El temor al...
La expansión de Marria Pratts
En poco tiempo...
Tres galerías mallorquinas participarán en la 30 feria de arte Estampa...
La BIBI GALLERY,...
EL DESNUDO IMPERFECTO
Fue la “enfant...
David Oliver (Grip Face): «No podría trabajar sobre un tema que...
Grip Face, nombre...
Los días de Grip Face en la Residencia “El Núcleo”
El acto creativo...
Un ‘boom’ de galerías de arte en Palma
La Bibi Gallery....
Rincón secreto – LA BIBI GALLERY – INPALMA
Marc Bibiloni and...
I’m a millennial and a victim of virtual ecosystem
Grip Face ha...