Grip Face y La Bibi Gallery abordan la incomunicación de los ‘millennials’ con serigrafía

Las 25 obras que ha realizado para este proyecto se han confeccionado en el estudio de serigrafía Multiple Editions de Carabanchel, en una iniciativa que viene de Londres. | GRIP FACE

Grip Face, nombre artístico de David Oliver (Son Ferriol, 1988), acaba de lanzar un proyecto de serigrafía en su primera colaboración con La Bibi Gallery, la galería de Establiments centrada en el arte contemporáneo y que dirige Marc Bibiloni y Miquel Campins.

I’m a millennial and a victim of virtual ecosystem es una serie evolutiva que nace de la inquietud de Grip Face como resultado de su investigación sobre una generación millennial inmersa en el neomundo digital y la vida offline, alejada de la sobreinformación y la sobrecomunicación contemporánea. Tres años de investigación le ha llevado al creador isleño dar a luz esta acción pictórica que bucea en los problemas de comunicación de su generación por culpa de las nuevas tecnologías. «Las redes sociales nos saturan y alejan de la realidad: nos apartan de lo que es realmente importante», lamenta.

Las 25 obras que ha realizado para este proyecto –variaciones sobre una base de las conocidas máscaras de Face– se han confeccionado en el estudio de serigrafía Multiple Editions de Carabanchel, en una iniciativa que viene de Londres, de la mano de un serigrafista que trabaja con Óscar Murillo y Damien Hirst. Ya ha vendido una pieza a la Colección Solo de Madrid.

«Utilizamos 38 colores, lo que es muy complicado en serigrafía», reconoce. En el reverso de cada pieza plasma sus dibujos más abstractos, haciendo de cada cuadro una obra única. En I’m a millennial and a victim of virtual ecosystem estudia los retratos digitales, «la sobreexposición de los rostros en el mundo digital y las redes sociales, todo aquello que edulcora y transforma una misma mirada a través de una pantalla», señala. Su pintura se asemeja a un arte digital, ya que pretende «plasmar un puente y equilibrio entre la plástica tradicional y el medio tecnológico». Esta acción se lanzó hace unos pocos días por Internet, en la página web de La Bibi, acompañada de un vídeo en el que Grip Face explica su proceso creativo en Madrid.

Por otra parte, en 2023, el artista protagonizará una residencia en la Isla de la mano de La Bibi.    «Me encerraré durante dos meses con la artista coreana Miyu en un lugar secreto de Mallorca para dar luz a un destacado proyecto», afirma desde su estudio en el barrio madrileño de Prosperidad. Dicho trabajo se mostrará en París mediante el sistema de arte digital de La Bibi. Igualmente, Grip Face elaborará el próximo año una escultura de cinco metros de altura, su primera obra de este tipo, que se instalará en un espacio de Taipei, capital de Taiwán.

Fuente: https://www.ultimahora.es

La belleza de la imperfección
Ela Fidalgo comenzó...
Jóvenes, mujeres y artistas: 4 pintoras españolas que debes conocer
Dejamos atrás una...
Grip Face y Ela Fidalgo participan en la exposición colectiva ‘Selfie’...
Los artistas mallorquines...
Ela Fidalgo: “Cuando era diseñadora estaba delgadísima, supuestamente divina, pero estaba...
El cuerpo en...
El artista en su atelier
Con una producción...
La vuelta al cuerpo y a lo tangible
La artista balear...
Viva la imperfección
Ela Fidalgo usa...
EL NIÑO QUE VENCIÓ LA TIMIDEZ A TRAVÉS DEL ARTE
David Oliver (Palma,...
La carne y la tela en Ela Fidalgo
Segunda exposición en...